11 de diciembre de 2006

El viaje ácido

Una ciudad, Bristol. Una etiqueta, trip hop.



Technorati technorati tags: ,

2 comentarios:

Otto Man dijo...

Es curioso cuando el tiempo y el espacio se conjugan y aparecen una serie de personajes que revolucionan la música subvirtiendo géneros para crear uno nuevo.
Algo parecido sucedió también en Madchester, Seattle...

pezhammer dijo...

Ciertamente, compañero Otomano. La fuerza de un grupúsculo es la palanca que inicia un movimiento mucho más intenso. Aunque he de confesarle que en el caso de Seattle yo me apeo. Detesto el grunge de esos tipos sin afeitar con camisas de leñador.